Niños

Algunos padres manifiestan las numerosas dificultades con que se encuentran a la hora de educar a niños y adolescente que presentan problemas para concentrarse o controlar sus movimientos o impulsos. Educar no es fácil. Los padres estén preocupados por ofrecer la mejor educación, no saben como actuar, o a quién tienen que acudir. El psicólogo pretende ofrecer estrategias a los padres y educadores para que esta preocupación se convierta en motivación para enseñar y pasar de la preocupación al manejo constructivo y positivo de los niños que presentan los problemas de comportamiento.
Estas estrategias o habilidades se aprenden durante la educación, en casa, en el colegio, con los amigos o incluso en televisión o incluso en películas.

Sin embargo existen un gran número de niños, que por alguna razón no las aprenden o las aprenden de forma incorrecta, quizás porque no tuvieron buenos modelos o porque fueron castigados por diferentes conductas. El psicólogo evaluará exactamente que conductas necesitan adquirir.
Los problemas que suelen presentar los niños pueden ser de diferentes índoles los más frecuentes son:

Algunos de los problemas que van asociados a esta edad son:

Trastornos relacionados con el sueño

Puede aparecer tras alguna situación estresante como el fallecimiento de un familiar o de un cachorro, una enfermedad del niño o de un familiar, un cambio de escuela, una traslado a una nueva vecindad, etc.

Trastornos por déficit de atención

Las deficiencias de atención pueden manifestarse en situaciones académicas, laborales o sociales. El trabajo suele ser sucio y descuidado y les resulta difícil finalizarlo. A menudo parecen tener la mente en otro lugar, como si no escucharan o no oyeran. Pueden ir asociados Trastornos de audición, lenguaje, cálculo, habla, etc.).

Trastornos de comportamiento

Los comportamientos negativistas y desafiantes se expresan por terquedad persistente, resistencia a las órdenes y renuncian a comprometerse, ceder o negociar con adultos y compañeros.

Hiperactividad

La hiperactividad puede manifestarse por estar inquieto o retorciéndose en el asiento por un exceso de correr o saltar en situaciones que resulta inadecuado hacerlo, experimentando dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio, aparentando tener un motor o hablando excesivamente.

Dificultades en el control de esfínteres

Enuresis: es la emisión repetida de orina durante el día o la noche en la cama o en sus ropas. En la mayor parte de los casos este hecho suele ser involuntario, pero en ocasiones es intencionado. Encopresis: es la emisión continuada de heces en lugares inadecuados como la ropa o el suelo. En la mayor parte de la ocasiones puedes ser involuntaria, pero a veces es intencionada.

¿Buscas un psicólogo infantil en Murcia?

¡No esperes más y escribeme!