¿Estas embarazada…fumas?

Si alguien piensa que el consumir alcohol en algún periodo del embarazo no perjudica la salud del feto, está completamente en un error.

El alcohol afecta al desarrollo del feto en su sistema nervioso central en todo el periodo de gestación, ocasionando el trastorno del espectro alcohólico fetal.

El trastorno puede producir leves y graves alteraciones como trastornos del desarrollo, problemas de aprendizaje, retraso mental y otras muchas alteraciones.

Si queremos tener un niño sano, no debemos consumir alcohol durante el embarazo. Aunque no todos los trastornos sean de la misma gravedad, las consecuencias la sufrirá el niño a lo largo de su vida.

No tienen por qué surgir otros problemas diferentes al trastorno del espectro alcohólico fetal durante la gestación, pero si aparecen y son ajenos a nosotros, no podemos hacer nada para evitarlos, pero los que sí dependen de nuestra responsabilidad, hay que procurar controlarlos.

Si quieres ser madre, no consumas alcohol. A la larga, lo agradecerás.